Formas originales de consentir a futuros papás

Cuando tu mejor amiga te dice que está embarazada o tu hermano anuncia que va a ser papá, seguro brincas de alegría junto con ella o él y además de la tradicional felicitación, dices algo como “Cuenta conmigo para todo”.

No se trata sólo de una frase hecha, que se dice por compromiso; en verdad te ves cargando a tu futuro sobrino o haciendo de niñera para tu primer ahijado. Y, claro está, de inmediato comienzas a ahorrar para comprarle ese lindo suéter de cashmere que acabas de ver en una tienda.

El famoso baby shower nos da la ocasión para consentir a los nuevos papás, con toda clase de tiernos detalles para el bebé; desde ropita y juguetes, hasta cosas más prácticas, pero igualmente bienvenidas, como juegos de baño o pañaleras con accesorios.

Sin embargo, conforme avanza el embarazo y el momento del parto se acerca, preparativos como la ropa o los accesorios dan paso a necesidades más inmediatas y ayudar a los futuros papás a satisfacerlas también puede ser una buena forma de obsequiar y consentir a la familia.

Estas son algunas ideas de “regalos” muy originales y útiles que puedes hacer a los nuevos papás, en el momento en que más lo necesitarán:

Un viaje al hospital

Si tienes la disponibilidad, vives cerca de tus amigos o familiares y realmente podrás salir corriendo en cuanto te llamen, un gran regalo que puedes hacer a los futuros papás es el llevarlos al hospital cuando llegue el momento del parto. Si no tienen auto propio, la oferta será como caída del cielo y aun si lo tienen, a veces la pareja se pone más nerviosa que la mamá y apenas si logra recordar cómo conducir.

Idas al súper

Si hacer las compras para una familia ya es pesado en condiciones “normales”, imagínatelo con nueve meses de embarazo o con un bebé de meses. Aunque sea de vez en cuando, tus amigos o familiares agradecerán que les llames para ver si necesitan algo del súper. No tienes que dedicar un día especial para ello; puedes aprovechar cuando hagas tus compras, siempre que tengas formas de trasladarte y llevar las cosas fácilmente.

Una tarde con los niños

Si el bebé que está por llegar o acaba de nacer no es el primero, los padres ya tendrán cierta experiencia en los preparativos y necesidades que deben satisfacer. Pero también tendrán más trabajo, desde los cuidados básicos para los otros niños, hasta las atenciones y apoyo para que no se sientan desplazados con la llegada del hermanito. Si tienes tiempo y carisma para los niños, una buena propuesta para los papás es ayudarles a cuidar a sus peques cuando lo necesiten. Tal vez no tengan con quién dejarlos al ir al hospital, así que realmente les salvarías la vida si estás disponible y puedes pasarte por su edificio de departamentos en la Condesa para cuidarlos. Otro gran detalle que puedes tener en este sentido es que cuando vayas a conocer al bebé, lleves un obsequio para los hermanos mayores.

Atención a familiares y amigos

Cuando llega el momento del parto, la atención de familiares, amigos y conocidos se concentra en saber si ya nació el bebé, cómo están él y la mamá y si ya pueden ir de visita. Esto se traduce en una lluvia de mensajes y llamadas que la pareja simplemente no puede atender. Así que otra buena forma de apoyar a los nuevos papás es manteniendo a sus contactos informados y ayudándolos a gestionar el complicado fenómeno de las visitas.