La Chía y la Spirulina para la salud

Dos de estos alimentos se han vuelto muy populares hoy en día por sus bondades para bajar de peso, cuidar la salud y por sus beneficios que aportan en general a la salud.

Muchos pacientes con diabetes han encontrado en estas semillas formas de disfrutar más sus alimentos aparte que mitigan los efectos de las consecuencias que padecer esta enfermedad trae, se dice que puedes evitar todo con una buena alimentación y cuidados, desde las ulceras por presión hasta esas clásicas y muy peligrosas heridas que nunca cierran.

Chía

Es uno de los alimentos más consumidos en la actualidad junto con el amaranto, frijol y maíz. Su cultivo fue uno de los más importantes y un alimento básico para las antiguas civilizaciones en México.

¿Por qué es un superfood?

Es una de las semillas con mayor concentración de ácidos grasos omega 3, también contiene un alto nivel de proteínas —más que cualquier otra semilla—, así mismo, aporta Calcio, Boro, Hierro, Magnesio, Cobre, Zinc, antioxidantes, carbohidratos y fibra.

¿Cómo consumirlo?

Libera mucílago cuando se remojan en agua, lo que le da una consistencia gelatinosa que la hace muy versátil para elaborar postres como el pudín de chía o mermeladas, además de poder ser espolvoreada sobre platillos y ensaladas, o como ingrediente en productos de panadería. Además se puede utilizar en todo tipo de bebidas, y al igual que el amaranto, se recomienda consumirla como germinados.

Spirulina

Es una cianobacteria, aunque algunos la consideran alga, y junto con el amaranto es considerado por algunos como los alimentos del futuro por su alta concentración de nutrientes y beneficios. Existen evidencias de que los aztecas la consumían, procedente del lago de Texcoco, y la conocían como “tecuitlatl”, que en náhuatl quiere decir “producto de piedra”, pues habían observado que sólo se formaba en aguas con alto contenido de sales minerales.

¿Por qué es un superfood?

Contiene una larga lista de vitaminas y minerales, destacando las del complejo B,  57 % de proteína compuesta por todos los aminoácidos esenciales con total biodisponibilidad. Ayuda a recuperar la forma física, la energía, la vitalidad y a desintoxicar el organismo. Contiene antioxidantes como el betacaroteno, que es bueno para la salud de los ojos y la visión, ácidos grasos esenciales y clorofila. También ayuda a regenerar la flora intestinal y fortalece el sistema inmune.

¿Cómo consumirlo?

En la actualidad es fácil encontrarla en crudo en forma de tabletas de spirulina prensada, y así se consume como complemento alimenticio, también se puede encontrar en polvo para agregarlo a bebidas y a jugos verdes.