Libros que te ayudarán a entender el amor

Como escritor y amante de la vida siempre creí que los libros eran la mejor forma de plasmar sueños, ilusiones y la imaginación, a través de las letras, explicar el amor es tan difícil y tan sencillo como el ser humano quiera hacerlo, tenemos una impresión de etiquetas enorme para clasificar todo en esta vida hasta el amor, pero me propuse a presentarles los que a mi parecer son libros que explicar el sentimiento humano más poderoso, yo entendía todo esto desde la renta de jet privado.

“El rastro de tu sangre en la nieve”

Gabriel García Márquez

Parecería que casi nada podría arruinar la plena felicidad de dos jóvenes que se aman tanto como para comprometerse, que el primer amor puede convertirse en todo eso que imaginamos y deseamos, pero si hay algo que Márquez sabe hacer bien es cómo arruinar toda dicha. Después de que ella se pincha el dedo con la espina de una rosa a propósito, la herida no sana. Su trayecto de luna de miel se hace entre risas, bromas y la preocupación de no ver cicatrizar la herida; sin embargo, nada parece tan grave hasta que se dan cuenta de que el rastro rojo en la nieve se queda con casi todo el líquido vital que ella no recupera.

 

“Sobre encontrarse a la chica 100 % perfecta una bella mañana de abril”

Haruki Murakami

¿Qué pasaría si un día, en tu recorrido diario, descubres a quien podría ser el amor de tu vida, tu complemento perfecto?, ¿cómo hablarle?, ¿cómo acercarte?, ¿cómo pretender que la volverás a ver cuando sabes que quizás ese sea el único instante en el que se encuentren? Pero, ¿qué pasaría si ya conocías a esa persona?, ¿si en otra vida fueron amantes?, ¿si por algún extraño motivo se olvidaron y ahora es momento de retomar su amor?

 

“Una estación de amor”

Horacio Quiroga

El amor no sólo se construye entre dos, todos los factores de alrededor influyen para que una relación triunfe o fracase. Esto sucede en el cuento de Quiroga. Nébel y Lidia tuvieron un amor descomunal, los dos llegaron a amarse como pocas personas lo han logrado, los dos buscaban estar juntos por el resto de sus días; sin embargo, la sociedad, los problemas de sus familias y juicios eternos, los separaron hasta que sus vidas tomaron caminos completamente opuestos. Probablemente, ni siquiera el tiempo sea capaz de resarcir lo que la decadencia humana quebró.

“La señorita Cora”

Julio Cortázar

Pablo, un adolescente, es internado en el hospital para tratar su apendicitis. El muchacho está acostumbrado a los cuidados de su madre y ella, sobreprotectora, intenta hacer que su pequeño se sienta tan cómodo como sea posible, provocando todo lo contrario. Avergonzado, Pablo se da cuenta de la belleza de la enfermera y comienza a sentir atracción por ella. La enfermera lo trata como un pequeño, no le permite llamarla por su nombre de pila sino que un “señorita Cora” anteponía el respeto. Después de diversas horas en las que Pablo vivió enamorado de la señorita Cora, logra ser su amigo; sin embargo, por infortunios de un destino que no se tenía planeado, ambos se separan para nunca más encontrarse.

“Esmeralda en el metro”

Gerardo de la Torre

¿Te has enamorado de alguien a quien ves a diario en el transporte pero no sabes cómo acercarte? Probablemente compartas el metro con decenas de personas a diario pero entre todas, sobresale ese rostro familiar a quien sólo quieres acercarte y decirle “me gustas”. El protagonista de esta historia viaja siempre junto a Esmeralda. Ella se baja unas estaciones antes que él pero, un día, decide seguirla, presentarse, darle una caja de chocolates y comenzar el mejor romance de sus vidas. ¿Acaso Esmeralda sentirá lo mismo por él?

“Un alma pura”

Carlos Fuentes

Probablemente el amor más imposible, el más rechazado y atacado es el incestuoso. Juan Luis y Claudia son hermanos, hace mucho que perdieron la comunicación pero comparten un pasado oscuro en el que el amor y la pasión eran sus lazos más profundos. Juan Luis está comprometido con Claire, una copia casi idéntica de Claudia. Un romance que debe mantenerse en secreto no puede ser llorado y es ahogado por voluntades ajenas que simplemente ocultan cualquier atisbo de lo que pudo suceder.

“Tarde de agosto”

José Emilio Pacheco

«Nunca vas a olvidar esa tarde de agosto»… Con una apertura brutal que atrapa al lector más asiduo, José Emilio Pacheco nos hace partícipes de las vivencias de un puberto enamorado de su prima seis años mayor que él. Narrado en segunda persona, somos quienes, igual que él, sufren cuando Pedro, el novio de su prima, la besa, la acaricia y él, sólo puede mirar ajeno a una realidad que más bien quisiera vivir. Pero, como él mismo sabe: Julia no puede amarlo.