Suplementos adicionales que permiten conciliar el sueño

El tener un sueño de alta calidad es tan importante para la salud general como comer bien y hacer ejercicio regularmente.

Sin embargo, mucha gente tiene problemas para conciliar el sueño, se despierta con frecuencia o no se despierta sintiéndose descansado. Esto hace que sea difícil mantener una salud y bienestar óptimos.

Esto puede deberse a varios factores y habrá que identificarlos y descartarlos de a poco a menos que ya tengas una idea sobre lo que está afectando tu descanso.

Podemos comenzar descartando el dormitorio, esto incluye el colchón, las almohadas y las condiciones del lugar.

Contar con un buen colchón que se ajuste a tu biotipo y sea del tamaño adecuado es importante tenerlo en cuenta. Definitivamente no es lo mismo descansar en un colchón king size que en uno individual y si éste tiene chipotes o es confortable. Lo mismo pasa con las almohadas, nada como una que ajuste tu nuca.

Lo mismo pasa con la habitación, si no tiene suficiente circulación de aire y te da luz por la noche o está llena de cosas electrónicas o con mucho ruido exterior… es como querer dormir dentro de una discoteca.

Al comenzar con esto puede darte luz para un siguiente paso como los son el incluir nuevos hábitos de higiene sobre el sueño como el meditar, hacer un ejercicio de ralajación, tomar un té, leer un poco, escuchar música suave… todo previo a tu descanso.

O usar recursos naturales que te ayuden a conciliar tu sueño como la melatonina y la glicina, la raíz de valeriana y la flor de la pasión, el magnesio y la aromaterapia de lavanda.

O el considerar ir al médico para ver qué está sucediendo.

En algunos casos muy particulares, se llega al recurso de utilizar ciertos tipos de suplementos.

Existen muchos suplementos adicionales para dormir en el mercado. Sin embargo, no todos son apoyados por la investigación científica y es por ello que deben ser respaldados y mejor aún, autorizados por tu médico.

La siguiente lista describe algunos suplementos que pueden ser beneficiosos para dormir, pero requieren más investigación científica.

  • Triptófano: Un estudio informa que dosis tan bajas como 1 gramo por día de este aminoácido esencial pueden ayudar a mejorar la calidad del sueño. Esta dosis también puede ayudarte a conciliar el sueño más rápido.
  • Ginkgo biloba: El consumo de 250 mg de esta hierba natural 30-60 minutos antes de la cama puede ayudar a reducir el estrés, mejorar la relajación y promover el sueño.
  • L-Teanina: El consumo de un suplemento diario que contiene 200-400 mg de este aminoácido puede ayudar a mejorar el sueño y la relajación.
  • El kava es otra planta que ha sido vinculada a efectos de fomento del sueño en algunos estudios. Se origina en las islas del Pacífico Sur y su raíz se prepara tradicionalmente como un té, aunque también puede consumirse en forma de suplemento. Sin embargo, el uso de kava también se ha relacionado con daño hepático severo. Por esta razón, es mejor evitar este suplemento.

La idea en general es el ayudarte a que encuentres descansar después de un día de trabajo, que concilies el sueño y tengas un sueño reparador para despertar llena de energía, con una mente despejada y de buen ánimo para continuar con tus actividades.